miércoles, 4 de julio de 2007

Fotos y Nota de Vanesa Carbone y Ivana Brodowsky en Revista Hombre



Como fueguina, ¿qué hacés para calentarte?
Vanesa: Tengo mucha facilidad para generar momentos hot. La nieve tiene poder para calentarte. Una vez estaba en una cabalgata en el medio de un bosque nevado y de una dejamos los caballos a un costado para hacernos unos mimos, y todo terminó cada vez más adentro...
-Adentro, pero ratoneás con tu imagen de lesbianas... ¿Lo son?
Ivana: Trabajamos juntas hace dos años y todo nos sale muuuy natural, nos generamos una química especial. A veces, en los hoteles dormimos en la misma cama, pegaditas. Tenemos confianza para tocarnos sin problema.
Vanesa: Nunca probé. Me lo ofrecieron, en Ibiza: fui a bailar y se acercó una mujer super linda, me dijo que le gustaba y que quería estar conmigo. La rechacé y se indignó; no entendía que me negara. que no. Me ofreció 600 euros, pero no acepté.
-Imaginen que son lesbianas, ¿a quién elegirían como pareja?
-Ivana: Las dos miramos mucho a las mujeres. Vamos por la calle y tiramos "¡qué buena cola!" o prestamos atención a cualquier detalle. Si tuviera que elegir una mujer sería muy parecida a Vanesa...
Vanesa: Ay, no digas pavadas!!! Me encantan tus piernas largas, que tenés una cola increíble y encima sos rubia. Tranquilamente podrías ser mi mujer...
- ¿Cambiarían a los hombres?
Vanesa: Una amiga me preguntó una vez: "¿Cómo te gustan las mujeres?". Hasta ese momento, no lo había pensado. La atracción pasa por la sensualidad que el hombre no tiene, las curvas y la estética del cuerpo en general; tocar una piel suave...
Ivana: Nuestra figura y las formas que tenemos ni se comparan con un hombre. Es cuestión de mutuo entendimiento.
-Y con una mujer, ¿cómo sería?
Vanesa: ¿Tiene que ser con una sola? Jajaja!!! Me faltaría algo, ¡el hombre! Lo imagino como un juego muy sensual, que varía entre la suavidad del cuerpo y la histeria del tacto. Al ser dos mujeres saben bien qué les gusta y cómo. Una tiradita suave del pelo y que me hagan muy bien sexo oral es impagable!!! Ivana: Además de todo eso, a mí me encantaría recibir muchos besos, super apasionados y sentir los labios de ella por mi cuerpo, sin parar. Ah, y que me respiren cerquita, cada vez más fuerte...
-¿Se puede vivir sin penetración?
Vanesa: -Yo no!!! Está todo bien con las lesbianas, pero la única forma de suplantar al hombre es con un buen juguetito, aunque con tu chico siempre son bienvenidos a la hora del sexo.
-Si fueras lesbiana, zafarías del clásico de H: ¿tragás o escupís?
Ivana: No sé, porque si estás muy hot en un momento clave del mes lo hacés igual y está todo bien. No lo practiqué, pero sí lo recibí... Sin prejuicios, está todo bien!!
Vanesa: Me había preparado para esa pregunta... Así que digo lo que pienso: si tragar es amar, elijo amar con locura.