martes, 21 de abril de 2009

Alejandra Martínez muy sexy en revista Hombre


Volviste a la tele?Parles-tu français?
-No, pero me sale muy bien en la obra. Hago de la operadora telefónica francesa en Mister New York, una mujer súper liberal, que está completamente prendida fuego por el personaje principal.
-¿Vos sos así también?
-No soy súper liberal, pero si soy muy fogosa. Y con mi marido yo ya tengo quién me prenda fuego. Además les cuento que soy de Tauro, soy pura pasión.
-Apa, ¿y él aguanta?
-En la vida somos muy distintos, yo soy súper acelerada, él es mucho más tranquilo. Pero en la intimidad proponemos los dos por igual. Ninguno de los dos se queda afuera al momento de ser creativos.
-Le vamos a dar una columna para que nos cuente cómo la pasan. ¿Cambió algo con el matrimonio?
-Cambia cuando comienza la convivencia, siendo novios no te ves tan seguido. Ahora te ves todos los días, aparece la rutina, se comparten más cosas. Pero el hecho de haberme casado por Iglesia era un sueño que tenía, de Susanita.
-Aha, ¿y con un hijo?
-Bueno, ahí es otra cosa, porque hay que hacerse otros tiempos. Hay que organizarse para reencontrarse, combinar horarios donde estemos con tiempo, manejar el tema del trabajo, cuándo sale uno, las horas libres y esas cosas...
-¿Ya hay rutina de pareja?
-No, hace un par de años que estamos juntos, nada de aburridos. Me parece que lo fundamental pasa por no aflojarle, por ir enamorándose todos los días, tenerle preparada alguna sorpresa...
-¿Como cuál?
-Bueno, ahora nos vamos de viaje, una especie de luna de miel. Los dos solos...
-Uh, contá, contá.
-Vamos a pasar por la playa y obvio que es un lugar es muy romántico, que inspira otras cosas. A la vuelta les cuento bien.
-¿En la montaña nunca?
-Ahí tiene que haber cabaña. Y se arma el tema del fogón, bien abrigados. Eso si, una alfombra bien mullidita, para estar más cómodo.
-Buen consejo. Escuchá lo que dice el diario: “El sexo por la mañana hace bien a la salud”.
-Ah, no sabía que tenía beneficios para el cuerpo. Pero claro que está bueno, siempre y cuando se haya lavado los dientes, hecho una buena limpieza. Hay algunos que no les importa, pero yo soy medio hincha con eso. Pero la mañana es un buen momento, para arrancar el día...
-¿Alguno más?
-A veces hay que encontrarse a dormir la siesta. Pero igual no tengo un momento predilecto. Con lluvia siempre es un buen día para... Aunque si hace 40 grados uno tampoco lo va a despreciar.
-¿Sos de esas fanáticas de la lencería sexy?
-Fanática no, pero tengo mis cositas. Si veo que algo le gusta a mi marido y me lo elogia, lo dejo separadito como caballito de batalla. Las mujeres estamos muy atentas a lo que nos piden los hombres.
-¿Qué lugar te provoca más?
-No me ratoneo con los sitios, siempre la cama es lo más cómodo de todo. Pero creo que lo mío va más por la piel con la otra persona, me gusta sentirlo, que huela bien. No hace falta ni tocarlo para saberlo.
-¿Cómo te das cuenta?
-Si tengo piel con alguien, al tenerlo cerca, al rozarlo, con los gestos, una ya se da cuenta si hay química. Y la prueba está en el beso. Si no pasa nada ahí, olvidate.
-¿El mejor beso es el de la mejor boca?
-No me fijo tanto en eso, si observo los dientes. No podría estar con alguien que tuviese los dientes feos, siempre quiero que tengan buen aliento. Tenelo en cuenta, somos varias las que nos fijamos en eso.