lunes, 10 de septiembre de 2007

El decálogo de escándalos de Wanda Nara

Aunque dijo ser modelo desde los tres años de edad, la vedette Wanda Nara conoció la popularidad en la ciudad de Mar Del Plata, durante el verano el 2006, cuando se habló de una supuesta relación sentimental con el astro del fútbol Diego Armando Maradona, rumor que finalmente fue negado pero que cambió para siempre la vida de esta joven.

Luego llegaron los días en que se presentó en distintos programas de televisión confesando su virginidad, algo que dividió al público entre aquellos que le creían y quienes no, aunque posteriormente terminó por decir que a principios de 2007 la había perdido con su novio de ese entonces, con el cual se peleó tiempo después en medio de un supuesto suicidio por parte del muchacho, quien al parecer habría tomado una gran cantidad de pastillas que le habrían jugado una mala pasada.

Si de amores hablamos, Wanda también habría mantenido un romance fugaz con Rodrigo Prieto mientras este se encontraba distanciado de la modelo Jésica Cirio, algo que la blonda jamás habría podido superar y que sería el causante de la tensa relación entre ellas.

El verano también fue muy intenso para Nara ya que luego de fuertes discusiones decidió abandonar “King Corona”, la obra estelarizada por el cómico Jorge Corona en la “Ciudad Feliz”. Por esos días también se conoció un supuesto amorío con el humorista Álvaro “Waldo” Navia, algo que generó una fuerte controversia ya que la compañía comandada por Corona expresó que con ese acercamiento buscan perjudicarlos porque Wanda se promociona con “nuevo novio” y no hablaba más de la revista.

Días previos a salir al aire “Patinando por un sueño”, la rubia lanzó: “Soy la que más vende, la que más trabajo tiene…”, y a partir de allí debió soportar las caras largas de varias patinadoras, al mismo tiempo que comenzaban los cruces con la modelo Luly Fernández, a quien acusó de discriminarla.

Durante la gala inicial de “Patinando”, fue la primera en caerse, golpearse fuerte y llorar desconsoladamente, algo que le valió la compasión de algunos integrantes del jurado, que comenzaron a verla con cierto cariño.

Su carrera artística llegó a picos de popularidad intensos luego de la aparición de un video que la tendría como protagonista. En su charla con el ciclo Tendencia, Wanda afirmó: “Me dolió porque te sentís usada. Siento también que no se me respetó y yo siempre los respeto a los periodistas, siempre tuve la mejor onda… Siento que no se valoró que yo siempre di notas y me comporté. Yo no soy rencorosa pero hay cosas que te marcan y no me voy a olvidar”.

Ahora, molesta por los comentarios fuera de lugar y los maltratos recibidos, decidió no dar mas entrevistas en vivo a los programas de espectáculos.