jueves, 15 de marzo de 2007

Cecilia Bonelli en Revista Hombre.

Les pongo las fotos y la entrevista que le realizaron a Cecilia "chechu" Bonelli en revista Hombre


Conduce un programa de deportes extremos y mientras, estudia periodismo con Chiche Niembro (bueno, algún defecto tiene). Pero Chechu es más que un chiche.

A Cecilia la podés ver en una pasarela o haciéndole una nota a Passarella, porque viene pisando fuerte en la pantalla de Fox Sports. "En abril arranco en vivo con un programa y sigo conduciendo ‘CX’. Así que por ahora, bien…", cuenta. Atención: está buenísima y es híper futbolera. ¡¿Qué más podemos pedirle a la vida?!
-Estás estudiando periodismo deportivo. La verdad: ¿cuántos se anotaron para chamuyarte?
-¿Sabés que ninguno? Todos tienen muy buena onda conmigo. Estoy estudiando en la escuela de Niembro, a la noche, porque siempre me gustaron los deportes. Más que nada, el fútbol.

-Ya está, la mujer perfecta: ¡Estás bárbara y te gusta el balompié!
-(Risas) En realidad de chiquita ya me gustaba. Lo que pasa que vengo de una familia muy futbolera, fanática de Boca. Somos cuatro hermanos, yo soy la más chica y la única mujer, así que imaginate. De chiquita era re machona, jugaba al fútbol y me anotaba en todos los campeonatos. Después del concurso de Super M, me vine a Buenos Airs y enganché lo de Fox. Ojo: tampoco soy la típica Cacho que habla por hablar, eh…

-Ibas a la Bombonera. ¿Sos de colgarte del paravalanchas?
-Nahh, depende cómo vaya. Si voy como periodista, soy bien correcta. Pero cuando iba como hincha, me sacaba. Todavía no fui a "La 12". El día que vaya voy a hacerlo bien camuflada, eh.

-¿Cómo sos con los hombres?
-Soy medio celosa, pero siempre trato de respetar el trabajo del otro. Me gusta mucho ir al cine, a cenar, pero no soy muy romántica, ni repegote. Me acuerdo de que la primer cita que tuvimos Felipe (Colombo), mi ex, fue en Locos por el Fútbol, a ver a Boca en la Copa Libertadores. Era así: yo era la que le explicaba cómo iba su equipo en México.

-¿Te rompió el corazón? Lo reventamos, eh…
-No, así como viene el amor, también se va. Es la primera revista en la que hablo de él como "mi ex", hasta ahora siempre hablamos de una separación temporal, así que les doy la primicia (risas). Siempre fuimos de respetar mucho el tema del otro. Compartíamos todo cuando podíamos, pero de repente hubo mucho desgaste. ¿Si estoy sola? Obvio.

-¿Hubo algún otro por ahí?
-Antes tuve una relación en San Nicolás con un ex novio que no sé si se puede llamar ex novio, porque sólo me duró veinte días.

-¿Qué usás para conquistar?
-Uso mucho mi simpatía, no soy de ir y encarar a los chicos. Voy más por ese lado. Muchos creen que a veces tengo mala onda, pero después me dicen "era muy prejuicioso". Creo que voy más por ese lado: el intelectualismo, que sepa de deportes...

-¿Dónde quedó esa chica machona?
-Me pasa que mis amigas me viven cargando con eso, me dicen "tengo guardadas unas fotos tuyas…". A los 15 años, era como que todo tenía que empezar a cambiar. Me miraban en los fiestas de 15 y me decían "qué linda resultarse ser". En ese momento me di cuenta de que tenía que cambiar, no podía seguir así…

-Podemos quedarnos con la fantasía de mirar un partido de fútbol con vos al lado en la cama, entonces…
-Obvio que sí, viendo los resúmenes de la fecha y cualquier otro programa o partido que quieran…

-Estás conduciendo un programa de autos. ¿Te gusta la adrenalina?
-Mas o menos, no soy muy fanática de la adrenalina. Al trabajo fui a participar y, como necesitaban un cambio de imagen, quedé para hacer la conducción. Me gusta mucho.

-¿Qué es lo que más te gusta que te hagan en la intimidad?
-Que me sorprendan y que siempre sean muy caballeros. Y dulces, no me gustan los Cachos que te dicen "mi amor, te parto".

-¿Y hacer a vos?
-Soy más bien tierna y dulce. Esto es así: lo que quiero que me den a mí, lo doy yo…

-¿Dónde gritás más: viendo un partido de fútbol o en la cama?
-Digamos que soy más bien callada. Lo único que yo grito desaforadamente son goles.